¡Hola! Ya estoy de nuevo por aquí, hoy te muestro 12 pasos para ser más productiva, de esta manera yo misma he llegado a organizar lo in-organizable.

Quiero comentarte que posponer las cosas una y otra vez es sólo un mal hábito, todo está en reeducar tu mente, pero esto puedes cambiarlo.

Para que tu día sea más productivo, quiero enseñarte unos truquitos sencillos para aplicar en tu día a día.

Yo misma puedo decir que hasta hace poco más de un año yo era un total desastre en la organización, siempre estaba el intento pero prefería «no hacer nada» hasta que llega el caos.

Llegó un día en que me paré a pensar y dije ¿Esto es vida?

Así que reaccioné, comencé con el simple hecho de levantarme y hacer la cama, para mi esto era impensable…ya la haría después de llegar de la oficina, pero todo lo dejaba para después y con una niña pequeña el después no existe, siempre surge algo y…nada hecho.

Total, que con planificación y orden he conseguido realizar muchísimas mas tareas de las imaginadas y mejor que eso, tiempo para mi y para mi hija.

¿Ves a lo que me refiero? El cambio depende de nosotros mismas y está en nuestra mente.

¡Y aún nos queda tiempo!

Pasos para ser más productiva

1 No posponer 

Posponer pequeñas cosas no nos ayuda, porque en algún momento lo tendremos que hacer.

Mejor adaptemos esas cosas en nuestro día, cuando nos ocupe un pequeño momento, algo menos de 5 min, hazlo al momento. Si es más tiempo, prográmalo dentro de tu día. Ten siempre a mano una agenda.

Ejemplos:

  • Hacer la cama son 5 min, hazlo por la mañana
  • Doblar la ropa según la vamos sacando de la secadora y no colocarlo todo tal cual en el cesto.
  • Congelar la carne o pescado que has comprado. Si lo dejas en la nevera puede que se te eche a perder
  • Congelar las sobras. Sólo tienes que coger meterlo en un tupper y ¡Listo!
  • Mandar ese mensaje de buenos días a aquella persona de la que hace mucho que no sabes

2 Ley de Parkinson

No hay mejor tiempo aprovechado que el que te permite hacer varias cosas a la vez, pero no confundamos términos. Rellena tiempos muertos.

Porque no es lo mismo invertir media hora en dos cosas, que media y media por separado, porque eso hará o que dejes de hacer una por falta de tiempo o que pierdas tiempo para hacer otra cosa.

Ejemplos:

  • Lee o escucha podcast. Sí de verdad, lee libros mientras esperas en la peluquería, en el dentista…. Los Audiolibros existen para hacerte la vida más fácil, si un libro te gustaría leerlo y tiene su Audiolibro, podrás oírlo mientras cocinas o limpias el baño o paseas el perro, ¿No es un chollo? Pues también lo aplico a los Podcast, esos audíos tan famosos ahora, donde te hablan sobre temas muy reveladores y que te harán la vida mucho mas facil.
  • Mientras cocinas, recoge lo que ensucias, prepara comidas y cenas a la vez con el método “Mealprep”, lee una revista, lee post, oye podcast, estudia cursos, etc.
  • Mientras hablas por teléfono, levántate y habla andando, esta es una manera de moverte sin esfuerzo.
  • Mientras desayunas, puedes leer el periódico, hacer la lista de la compra, hacer la compra semanal por internet o programar tu día.

Aprovecha todos aquellos momentos en los que puedas hacer dos cosas a la vez, notarás un cambio en tu día, de verdad.

Y nunca olvides tomarte un momento para ti.

3 Programa y anota ideas

Te aconsejo tener una lista o llevar una agenda con todo lo que quieres y tienes que hacer en tu día, desde que te levantas hasta que te acuestas.

Para mi este paso ha sido el más importante, ya no puedo estar sin agenda, lo que no apunte en ella te aseguro que no lo hago.

De esta manera verás hasta donde eres capaz de llegar, y de que si lo consigues, harás todo lo que te propongas.

Programa el tiempo que tienes que invertir en cada tarea, desde las comidas, juegos con tus hijos, sacar los perros, baños…todo, todo lleva tiempo así que ajústalo a tu horario.

Intenta seguir siempre tu planning, si lo has programado así es porque es importante, siempre deja algún hueco para imprevistos, pero postergar las cosas, no nos hará nada de bien, porque caeremos en incumplir el paso número 1.

ser productiva

4 No te estreses

No dejes que la situación te frustre,porque cuando esto pasa, dejamos de hacer las cosas.

Si tu tiempo no te da para más, no pasa nada. Pospón, en este caso sí.

No te agobies por ello, de esa manera vemos que debemos ver las cosas de otra manera.

Y si un día te encuentras mal y no te sientes con ganas de hacer nada de la agenda, pues nada, también tenemos malos días y por un día no pasa nada, respira y descansa.

Si te estresas, respira hondo y decide que es más importante, y lo demás ya se hará.

no estres

5 Tú como prioridad

Tú estás por delante de todo, todo puede esperar, pero tu bienestar no.

Planifica en tu día momentos para ti, organízate para que existan 30 minutos al menos para ti.

Hazte un café o un té y siéntate a leer un libro, disfruta del silencio , medita, sal a correr, pasear,siéntate en tu terraza y disfruta de tus pensamientos o tomate un baño relajante.

Y una cosa te digo “cuando seamos capaces de ordenar nuestra mente seremos capaces de ordenar nuestro entorno, y mientras no tomemos tiempo para nosotros mismos, no podremos disfrutar del placer de vivir”.

Disfruta de ti, cada día, tú eres lo primero, de verdad.

6 Más vale hecho que perfecto

Esto lo aprendí de mi mentora Mireia.

La perfección no debe de ser un prioridad, pero sí el hecho de haberlo conseguido.

“Más vale hecho que perfecto”

No existe la perfección, será perfecto a tu manera. Que el hecho de tener todo organizado, ordenado y hecho, sea tu meta.

7 Delega tareas

No quieras hacer más de lo que eres capaz, si todo lo quieres hacer tu no darás abasto.

Si cuentas con alguien más en casa o en tu día a día, delega, pide ayuda o repartid.

Cuando 10 tareas se reparten entre dos, significa que tienes 5 huecos nuevos que o quedan libres para otras cosas, o son 5 espacios para dedicarlos a ti.

De ti depende repartir y encontrar el equilibrio.

8 No te distraigas

El móvil, la conexión constante nos perjudica, como el dichoso Whattsapp, sí muy útil para hablar con todo el mundo, ¿Pero debemos estar pendiente cada 5 min? Te recuerdo que hace algo más de 8 años, sólo llamábamos por teléfono una vez y da gracias, o enviábamos un sms de vez en cuando…

Dediquemos el tiempo justo a todo esto, porque nos roba tiempo. Además, es muy perjudicial también porque distrae y motiva la desconcentración.

También es aplicable, a redes sociales, remirar cosas en google, tiendas online, revisar el email, etc…

Pero también, con esto me refiero a televisión, ver series y películas, embelesarse viendo un programa de televisión, etc… todo esto, a no ser que este en tu lista, ¡Fuera!

Lo dicho, ese tiempo, recupéralo, e inviértelo bien.

9 Aprende a decir no

Muchas veces te encontrarás en situaciones en las que gente de tu entorno te propone planes, cambios de última hora o nuevas tareas con las cuales tu no contabas.

Di que NO si no te apetece, o no si el plan ha surgido en el último momento y eso te molesta, o si alguien te ha pasado una tarea a ti porque tú eres buena persona y se lo haces.

A no ser que tú veas que se puede adaptar a tu planning, di gracias pero no.

También di NO a las distracciones, todos aquellos obstáculos que te impidan cumplir con lo programado, ya sean vicios, amigos, conexión a redes sociales, televisión, etc…

10 Programa de más a menos  

A veces no será posible porque muchas veces las citas estarán programadas o las cosas las harás en cierto horario, porque no hay otra.

Pero, hay casos que tienes tareas más pesadas y difícil que otras, y en ese caso debes de hacer antes las más pesadas y difíciles, que las más ligeras y fáciles.

Se dice que en nuestras primeras horas del día somos más productivos, tenemos más energía y somos más ágiles, y tiene toda la razón del mundo ese estudio.

Por ello aprovecha y planea las tareas más pesadas las primeras, para quitártelas cuando tu cuerpo y mente están al 100% y ve graduando a lo largo del día conforme a menos pesadas seas las tareas.

11 Descansa

No te agotes y te fuerces a abarcar demasiado, como decíamos en puntos anteriores.

Marca descansos de entre 10-20 minutos cada ciertas tareas.

Tu mente y tu cuerpo necesitan una pequeña evasión, eso sí, nunca lo hagas por aburrimiento, pereza o porque te has distraído.

Fija los descansos y tu cuerpo y tu mente lo agradecerán rindiendo más.

Ya sea levantándote y caminando un poco, ir a beber un vaso de agua, o aprovechar para ir al baño.

Una forma fácil para aplicar estos descansos además de controlar los tiempos que dedicas a las tareas es la Técnica Pomodoro, un método muy útil que puedes bajarte en el móvil y monitorizar cuanto dedicar a tus tareas y también los descansos que debes hacer y cuando te tocan.

12 Revisa tu entorno

En ciertos casos como por ejemplo en el trabajo, estudiando y demás, no encontraremos que ciertos elementos en nuestro entorno nos distraen, o nos hacen perder tiempo o también es posible que nos induzcan sueño o aburrimiento.

Ejemplo claro es el móvil mientras trabajas, si tienes el móvil cerca del teclado será más fácil que si vibra lo mires o que tengas el movimiento de costumbre de mirar la pantalla por si te ha llegado algo. ¿Consejo? Guarda el móvil en un cajón, en un bolsillo o en un sitio lejos de tu vista, con el silencio, modo descanso o en su defecto el modo avión.

O la iluminación, otro punto importante para estudiar por ejemplo… una luz tenue de lamparita o amarilla muy sutil, nos inducirá relajación y puede que sueño, haciendo que nos dé pereza o que nos relajemos tanto hasta caer dormidos.

productiva

Después de estas 12 pasos para conseguir organizar tu día y ser más productiva, espero que te sean muy útiles y que los pongas en práctica para conseguir muy buenos resultados.

Yo, por mi parte, he de decir que a día de hoy soy más organizada, tengo días que más y que menos como todo el mundo, pero eso de posponer y dejar pasar las cosas se ha acabado, y la sensación es genial 😊.

¡Que tengas un gran día!

Rosa Uroz