Cómo conseguir tener una autoestima alta, cuando pregunto en mis sesiones por la autoestima, prácticamente todas las mamis me dicen que tienen muy baja autoestima, algunas, sin embargo, consiguen logros que para otros seria casi imposible.

Entonces,¿por qué me encuentro con baja autoestima ? Esta es su pregunta, porque andan perdidas, no valoran cada pasito que consiguen, no lo toman como algo importante, lo dan por hecho, porque eso es lo que toca.

Una baja autoestima puede jugar malas pasadas, pero haber pasado por ahí también es sinónimo de fuerza y valentía.

¿Qué puedes hacer para saber cuál es el estado de tu autoestima? y, ¿qué puedes hacer para fortalecerla?

¿Qué entiendes tú por autoestima?

La autoestima es lo que cada persona considera que vale.  Es una especie de auto-percepción de cuánto vales, te apruebas o te aprecias.

Hay factores que inciden en tu autoestima.  Estos son algunos de ellos:  experiencias vitales, genética, personalidad, pensamientos, circunstancias sociales y reacciones de los demás.

La autoestima no es fija, por el contrario, es flexible y medible.

¿Cómo sabes si tienes autoestima alta?

Estás abierta a la crítica, entiendes que esto te ayuda a crecer y que tu valía no depende de cómo te ven los demás.  Otra es que reconoces tus errores de forma clara.  También el sentirte cómoda al dar y recibir cumplidos, así como mostrar armonía entre lo que dices y haces.

Las personas con alta autoestima no tienen miedo de mostrar su curiosidad, discutir sus experiencias, ideas y oportunidades.

Te aprecias a ti misma y te alegras por los triunfos de los demás, disfrutas aprendiendo; decisiones propias y aunque otros opinen, actúas en función de tus valores e ideas; te centras en resolver tus problemas en vez de quejarte por ello; mantienes relaciones basadas en el respeto.

Evitas quedarte en el pasado y te centras en el momento presente. No actúas con superioridad, no hay ni mejores ni peores, cada uno está en su momento.

Mantienes un equilibrio saludable entre el trabajo, el ocio y la familia.  Aceptan desafíos y se arriesgan para crecer, aunque no salga como esperabas.  Comentas tu opinión y sentimientos, respetando la opinión de los demás.

¿Te sientes identificada con alguno de estos puntos?

Ahora te doy algunos indicios de que tienes una baja autoestima y unas pautas a seguir para reforzarla.

Si te enojas o te irritas fácilmente, esto puede estar vinculado a tu autoestima, independientemente de otros factores del día.  Sientes que tu opinión no es importante o que lo que haces nunca es lo suficientemente bueno.  Eres demasiado sensible a las opiniones de los demás.

Dudas de cada decisión que intentas tomar, necesitas el apoyo de otra persona y no ves lo que tienes alrededor. Sientes tristeza y frustración la mayor parte del tiempo.

Evitas correr riesgos o probar cosas nuevas.  Sientes que las experiencias negativas te consumen.  Te cuesta mucho decir no, aunque a veces sea lo que realmente quieres decir.

Para ti es un desafío pedir ayuda cuando no te da la vida con tus tareas. Tiendes a tener una perspectiva pesimista y negativa de la vida.  Dudas de tus habilidades o posibilidades de éxito.  Experimentas emociones negativas como miedo, ansiedad o depresión regularmente.  Te comparas mucho con los demás y a menudo ellos son mejores que tú.

Si llegaste a la conclusión que estás más del lado de quienes tienen una autoestima baja, presta atención a lo que puedes hacer.

¿Cómo conseguir una autoestima alta?

Escribe tu situación actual sobre tu autoestima.

De esta manera obtendrás una base de cómo te encuentras a día de hoy, no se puede mejorar lo que no se mide y para saber si estás logrando fortalecer tu autoestima requieres tener una idea más clara de dónde te encuentras en este momento.

Puedes empezar por escribir 10 fortalezas que consideren que tienes a día de hoy, 10 aspectos que los demás admiren de ti. Por otro lado 10 debilidades, de esta manera obtendrás una imagen de cómo te ves y te ven los demás. Ya tenemos el punto de partida.

Si quieres profundizar más en este sentido puedes escribir tu historia.  Describe quién eres no lo que eres, si trabajas en una oficina…, me refiero a quién eres tú como persona, lo que te gusta, te apasiona o disfrutas, lo que anhelas o situaciones que conectan con un estado de felicidad.

Se sincera contigo misma, esto no lo va a ver nadie, escríbelo y cuando vuelvas a leerlo en unos meses te sorprenderás lo mucho que has llegado a aprender de ello.

Establece unas expectativas realistas

Establece objetivos pequeños y que estén a tu alcance. Si te pones objetivos demasiado difíciles, no te motivaras a conseguirlos, empieza por pequeños pasitos que te hagan llegar hasta el objetivo final. De esta manera iras celebrando tus pequeños logros, de esta manera estarás más cerca de lo que quieres, pero iras disfrutando del camino. Esto mejorara tu autoestima porque vas avanzando.

Reconoce tus logros y errores, mejor hecho que perfecto

No persigas el perfeccionismo, nadie es perfecta, y ahí tienes tu esencia. Cuando consigas un pequeño objetivo, celébralo, si has fallado en algo, aprende de ello, pero no te limites a la queja, mira todo lo que has ido consiguiendo a lo largo del camino. Eso lo ha hecho tu asi que sigue avanzando y aprende de lo que no te ha salido bien.

Escúchate y conócete un poco más

Practica actividades y ejercicios de introspección, meditación, reflexiones diarias, semanales. Valora tu día a día, escríbelo y léelo cada semana, ¿qué emociones sientes? ¿qué ten genera felicidad?

Date espacios a solas, disfruta de la soledad, ¿qué sientes? Regálate momentos a sola, pero no para pensar en lo que te queda aun por terminar, date espacio para ti.

No te compares con los demás.

Esta es una trampa en la que es muy fácil caer, ahora con las redes sociales, donde se muestra cada momento, no te fijes es los feed de otras personas, no todo brilla de esa manera, detrás hay una historia, encárgate de contar la tuya.

No existe una vida perfecta, quizás la vida perfecta de una persona no es la tuya, compárate contigo misma, con lo que eras antes y lo que eres ahora, lo mejor, lo que vas a ser a partir de hoy. Digo hoy si, porque hoy es un momento perfecto para valorarte.

Descansa, esto lo pongo como tarea permanente, descansar es muy importante para tener una autoestima alta y estar con energía, se que siendo madre los descansos a veces son ninguno, pero hazme caso, no somos maquinas y no podemos estar siempre con la batería descargada.

Es muy importante darte tu espacio y valorar que tienes que estar con energía para darlo todo, en tu familia lo comprenderán, “Mamá necesita descansar” cuando estás muy cansada es muy fácil caer en el pesimismo, así que a tomarse en serio las cosas y a empezar a ver las cosas desde el lado positivo.

La semana pasada publiqué un post en el que te muestro unos ejercicios que te harán reflexionar sobre tu momento actual, si te interesa visita «Cómo despejar tu mente»

Aquí me despido por hoy, espero que comiences a trabajar tu autoestima, eres tu la unica que puede diseñar la vida que más te gusta.