Despejar la mente parece algo casi imposible, siendo mami…ni te lo planteas ¿no? Cierto que tenemos miles de cosas por hacer, pero para, para y reflexiona un momento.

No es nada nuevo decir que estamos sobrecargadas física y emocionalmente, esto provoca estar bastante distraídas. La mente se ha acostumbrado a estar en constante movimiento, esto muy saludable te aseguro que no es.

Cierto que es imposible parar la mente sin más, siempre hay pensamientos rondando, pero si que podemos realizar unos ejercicios para ralentizar todos esos pensamientos y, sobre todo, estar presentes en el momento, no ser tan mecánicas

“Se me ha pasado la semana volando” Muy típico hoy en día escuchar esto, es por eso mismo, hacemos todo mecánicamente sin disfrutar del proceso, la verdad que es una pena no poder disfrutar de cada acto que haces.

Un punto de inflexión en mi vida fue hacerme unas preguntas que por cierto cambiaron totalmente mi forma de pensar y ver las cosas. De esta manera puedes despejar tu mente y descubrir lo que realmente importa en la vida.

Ten en cuenta que no hay respuestas correctas o incorrectas, sólo preguntas que pueden proporcionarte una idea de cómo vives tu vida.

  1. ¿Es peor fracasar o ni siquiera intentarlo? Algunas personas tienen más miedo de fracasar que de darse la oportunidad de fracasar, la pregunta es ¿por qué?
  2. ¿Crees que tu trabajo es una vocación, o te estás conformando? Siempre pensamos más en el dinero, pero ¿eres feliz con tu trabajo?
  3. Si pudieras ofrecer un consejo a un niño, y este lo va a seguir, ¿cuál sería? Ese consejo puede crear un gran impacto en él, ¿cuál sería ese consejo?
  4. ¿Qué te impide hacer la única cosa que realmente quieres hacer? No tiene por qué ser temas profesionales, quizás sea ese viaje que llevas soñando desde que eras una niña.
  5. ¿Has sido el tipo de amiga que a ti te gustaría tener? A todas nos encanta tener a una amiga con la que contar, pero ¿devuelves ese favor?
  6. ¿Por qué estás más agradecido? Quizás pienses que esto es una tontería, pero realmente darte cuenta de todo lo que tienes a tu alrededor te hará una persona mas agradecida, diariamente piensa en algo de lo que estas agradecido, notaras una gran diferencia en tu vida, valoraras más las pequeñas cosas.
  7. ¿Prefieres hacer un trabajo que te guste o un trabajo que te proporcione un buen ingreso? No es una pregunta trampa, cada una tenemos nuestras prioridades y se valoran diferentes aspectos, no te juzgues por la respuesta.
  8. ¿Cómo tratas de hacer que cada día cuente? Si miras hacia atrás, ¿podrías decirme si has vivido la vida al máximo? Que la hace especial
  9. ¿Cuál es la diferencia entre sentir viva y sólo vivir? Esta es de mis favoritas, ¿te sientes viva?
  10. ¿Cómo cambiaría tu vida si tuvieras dinero para comprar todo lo que quieres? La vida materialista…pero si, la relación con el dinero nos para, pero ya tienes ese dinero ¿Qué harías?

 

 

11.¿Cuándo fue la última vez que te concentraste en tu respiración? Espero que no me digas nunca, pero es de lo que más cuesta realizar, parar. Hay que parar, diariamente céntrate en tu respiración, con un minuto me vale, pero hazlo y me cuentas.

12. Cuando tienes tiempo libre a solas, ¿qué haces? Quizás me digas que no estás nunca a solas, pero seguro que en algún momento lo estás, ¿Qué haces? Y si no lo estas…empieza a tener momentos de soledad, serás tu mejor compañía.

13. ¿A quién amas en tu vida? ¿Cómo se lo demuestras? Háblame de amor, posiblemente te quejes de que no te aman a ti, pero… ¿tu lo haces? No se trata de ser más romántica o menos, se trata de estar ahí, presentes.

14. Cuando cometes un error, ¿cómo te tratas? ¿tiendes a culparte? Quizás sea el momento de tratarte mejor, todas cometemos errores, lo importante es aprender de ellos.

15. Cuando vives tu vida, ¿tú tomas realmente las decisiones o alguien más las toma por ti? Esta pregunta valórala, aunque convivas con otra persona, es importante saber si tu opinión cuenta, que haces las cosas como tu quieres, no porque queden bonitas como te las han dicho.

 

Espero que hayas conseguido despejar tu mente y reflexiones, por lo menos que te des cuenta del momento presente y si algo no te gusta, no te juzgues, cámbialo porque siempre hay tiempo para cambiar.