Me encanta la vuelta al cole, he de decir que me gustaba muchísimo volver después de verano, y no porque no me gustara estar de vacaciones, si no porque era como comenzar un año nuevo, con propósitos y nuevas metas.

Llamadme «loca» pero aún mantengo la misma ilusión de pequeña, empezar septiembre para mi es como mi «nuevo empezar» repaso todo lo que ha pasado a lo largo del año y si no esta saliendo como quiero es dónde hago mi revisión.

Pero oye, que si no has conseguido nada de lo que te propusiste en enero no te preocupes, yo utilizaba estos meses para comenzar, no pasa nada porque no sea enero, eso es una tontería, siempre es el momento perfecto para comenzar.

Así que hoy me he propuesto animarte un poquito en esta «vuelta a…la normalidad». Fuera excusas y bienvenida la positividad. Empieza a sentir dentro de ti esa energía, ganas e ilusión por lo nuevo que vendrá, por crear y darle forma a todo aquello que vas dejando a un lado, pero que realmente si que importan, pero por una cosa u otra lo dejas apartado.

¿No os pasa que en septiembre da por hacer limpieza y organizar? Seguro que a ti también te pasa, lo importante de todo esto es eso «hacer limpieza», eliminar lo que te está apartando de realizar lo que te gusta y diseñar la vida con la que tanto soñabas, pero en eso quedó…en un sueño.

 

vuelta al cole

 

Así que hoy te traigo unos mamitrucos, para comenzar la vuelta al cole como se merece, así que preparemos un té y pongámonos a ello.

1/ Limpieza en tu espacio. Cuando quiero comenzar algo nuevo, lo primero que hago es deshacerme de todo aquello que ya no me aporta nada, guardamos papeles y papeles y un montón de objetos que en algún momento te encantaba pero ahora están ahí…cogiendo polvo y no queremos tener polvo, queremos despejar y sentirnos bien en nuestro hogar.

Así que lo primero que te animaría hacer es una buena limpia de papeles, de objetos, libros…de todo espacio con el que no conectas, con el que no te sientes bien. Que tú sientas que entras en esa habitación y te de alegría verla.

2/ Planificación. Una vez todo correcto en casa, sería el momento perfecto para poner orden en tu vida, tanto personal como profesional, revisa tu lista de tareas pendientes. E

Elimina aquellas tareas que llevas aplazando una y otra vez, si las aplazas es porque ni son importantes ni urgentes así que no te aportan nada, anímate a simplificar, verás lo bien que sienta.

3 / Objetivos del año. ¿has conseguido tu objetivo? ¿Cómo vas? ¿Ha sido realista? Si están avanzando en ello, ¡enhorabuena, sigue así! Si por el contrario no es así, hay que plantearse ese objetivo de nuevo y dividirlo en pasos más pequeños, pero no detenerse, paso a paso llegarás hasta él. No importa que no esté cumplido a final de año, lo importante es que sigas avanzando hasta conseguirlo.

4 /Hábitos. Yo recomiendo intentar incorporar un nuevo hábito cada mes, esto te ahorrará energía y mantendrás tu fuerza de voluntad activa.

¿Hay algo que te gustaría cambiar? Lo ideal si te cuesta mucho ponerte un hábito nuevo, es que vayas eliminando un mal hábito por otro bueno. Por ejemplo, quiero mejorar mi alimentación y tomar más alimentos integrales. Pues comienza cada día por cambiar un alimento hasta que consigas tener tu dieta completa.

5 / Ejercicio. Este apartado se que es el que más os gusta…Todas me decís que no tenéis tiempo o que es imposible, imposible no es, eso ya os lo digo yo, si que puedes sacar tiempo, el problema es que no es tu prioridad, pero hacer ejercicio aunque sean diez minutos al día, es muy saludable, prepárate una tabla de ejercicios para hacer en casa y ponte desde ya, notarás mayor energía para comenzar tu día.

Estos son algunos mamitrucos que os ayudarán a sentiros mejor en vuestro espacio, tener orden en casa es tener orden en tu cabecita también.

Es importante que reviséis vuestros objetivos, si no los estáis cumpliendo, hoy es el momento perfecto para empezar de nuevo, lo importante es no rendirse ni tirar la toalla, y si la tiras que sea para coger una nueva.